Las aves, simbolo de apego verdadero, tambien se permiten frivolidades

Las aves, simbolo de apego verdadero, tambien se permiten frivolidades

Especies, igual que el herrerillo usual (Cyanistes caeruleus) pueden tener comportamientos poligamos, en que macho desplazandolo hacia el pelo hembra de una misma pareja copula con parejas vecinas desplazandolo hacia el pelo comite en un exacto nido huevos sobre distintas padres

Related Posts

Cristina Yuste / Efeverde.- En caso de que un grupo animal simboliza el amor verdadero seri­a el de estas aves, prototipo de apuro, fidelidad asi­ como respeto, en que macho y hembra se emparejan sobre por vida y no ha transpirado comparten tareas domesticas, aunque determinados comportamientos poquito romanticos en aras de la perdurabilidad de la clase rompen ese mito.

Las terminos infidelidad, poligamia, prostitucion o divorcio integran el vocabulario mas oscuro asi­ como frivolo asociado a las aves, porque Tenemos estudios que demuestran que las machos de ciertas especies podri­an sostener a 2 familias a la ocasion o que algunas hembras copulan con diferentes machos, ponen los huevos asi­ como desaparecen.

Comportamientos oportunistas

En contra sobre lo que se piensa, “muchas aves nunca son monogamas”, ha asegurado a Efe el ornitologo Luis Martinez , quien ha explicado que las comportamientos amorosos o sexuales estan condicionados por la “rentabilidad” sobre invertir o nunca en esa relacion.

Las pajaros chicos “tienen inferior confianza de vida y nunca les interesa mantener la sola pareja, mientras las aves de genial tamano, mas longevas y territoriales, podri?n optar geneticamente por la monogamia”, ha aclarado.

Este ultimo grupo los integran las desmedidos rapaces, ciguenas, grullas o albatros, religiosos a su pareja “sobre al completo por motivos ligadas al territorio”, asi­ como son protagonistas de algunas de estas historias de amor mas romanticas del mundo animal.

Aves, simbolo de amor verdadero

Luis Martinez, del zona Social de SEO/BirdLife, ha citado el iamnaughty ej de Malena asi­ como Klepetan, la pareja de ciguenas croatas cuya hembra, herida en un ala, fue criada por un granjero, quien le construyo un vivero al que 2 anos de vida despues llego un macho.

“Desde ese momento, Klepetan vuela cada anualidad miles de kilometros desde su ambito sobre invernada a encontrarse con su amada”, con la que se reproduce con triunfo cada estacii?n primaveral.

Otro ej de apego incondicional lo protagonizan las grullas (Grus grus), que “durante la migracion mantienen unida la familia” y no ha transpirado se la puede ver en pareja e incluso con sus crias de el ano, ha anadido el biologo de SEO/BirdLife.

Semillero sobre milano sable en Donana. EFE/F. Sergio/CSIC

Escarceos amorosos

Sin embargo, diferentes especies, como el herrerillo frecuente (Cyanistes caeruleus) han sorprendido con comportamientos poligamos, en que macho y hembra de una misma pareja pueden copular con parejas vecinas y no ha transpirado acoplar en un tiempo nido huevos de diferentes padres.

Ademi?s existen casos de “prostitucion”, como en el milano bruno (Milvus migrans), cuyas hembras aceptan acontecer alimentadas durante la incubacion o precaucion de las pollos por otros machos que nunca son los padres a cambio sobre copular con ellos.

Algunas hembras sobre quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) aceptan construir trios con dos machos asi­ como las sobre albatros de Laysan (Phoebastria immutabilis) podri?n emparejarse entre ellas asi­ como personarse solamente en busca del semen sobre un macho amigo de reproducirse.

En algunas especies limicolas se observa “dimorfismo sexual inverso”, ha explicado Luis Martinez, y es la hembra la que exhibe colores llamativos de atraer al macho encargado sobre designar pareja, trazar el nido, incubar los huevos asi­ como atender sobre las pollos.

En aquellos casos, la hembra practica Igualmente la “poliandria”, es decir, “se empareja con varios machos, pone huevos en diferentes nidos desplazandolo hacia el pelo se va”.

Las aves asi­ como la ciencia

Carraca europea. Forma cedida por SEO/Birdlife. EFE/Jesus Giraldo

Por otro lado, un estudio publicado en la revista Ardeola muestra una estrategia reproductora desconocida inclusive hoy por hoy en la carraca europea (Coracias garrulus), descrita tradicionalmente igual que monogama social con precaucion biparental (pareja estable en que la incubacion desplazandolo hacia el pelo crianza de los pollos es compartida por los dos progenitores).

Las investigadoras portuguesas Teresa e Ines Catry observaron como un macho sobre la especie atendia dos nidos al similar lapso, sobre lo que dedujeron que estaba emparejado con dos hembras asi­ como compartia con ambas la crianza sobre la progenie, aun falto acontecer el pater biologico sobre todos los pollos.

Asi­ como un analisis del Instituto Max Planck de Seewiesen (Alemania) identifico en el Artico la especie, el playero pectoral (Calidris melanotos), que ejerce la poliginia dominante masculina, en otras palabras, el macho busca engendrar el de mi?s grande cantidad de descendientes -a lo que dedica casi todas las horas del jornada en verano- sin ocuparse de su crianza.

“Todos son procesos evolutivos de crecer las oportunidades de perpetuar la clase, ya que acontecer monogamo en la naturaleza no seri­a disputa sobre romanticismo, sino sobre rentabilidad”, ha explicado Luis Martinez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *